Loulogio nos deleita contándonos la broma más épica que jamás ha realizado